My Blog

8 errores comunes a la hora de iluminar tu hogar

8 errores comunes a la hora de iluminar tu hogar

las lámparas son aliadas para distribuir las fuentes de luz en un espacio

Iluminar tu hogar es una tarea que requiere planificación y un análisis de cada espacio para conseguir entenderlo. Este paso nos evitará posibles errores cuando llegue el momento de dar luz a cada estancia.

En la siguiente nota los exploraremos en detalle y daremos consejos para evitarlos de acuerdo al sector que necesitemos iluminar.

Los errores más frecuentes en la iluminación

ERROR 1: No tener en cuenta la intensidad de la luz

Solución: Crear diferentes iluminaciones para cada zona del mismo ambiente, con distintos puntos de luz. Si las fuentes de luz son pocas, trabajar en la regulación de su intensidad mediante el uso de dimmers.

ERROR 2: Empotrar muchas luces

Solución: Si bien empotrar luces nos da mayor orden visual que tener lámparas auxiliares con sus cables por toda la estancia, se recomienda equilibrar la cantidad de las mismas, combinándolas con lámparas satelitales. Esto dará como resultado una mayor calidez en el espacio.

ERROR 3: No realizar la planificación de la instalación eléctrica

Solución: Planear de antemano la instalación eléctrica, definiendo la ubicación de los tomacorrientes y enchufes, de las llaves de encendido y apagado, entre otros elementos eléctricos. Para trabajar este punto te recomendamos leer nuestra nota anterior: Paso a paso para diseñar la instalación de tu casa.

ERROR 4: No tener en cuenta la proyección de sombras

Solución: compensar la iluminación mediante el uso de tonalidades diferentes de luz. Es clave la correcta sectorización de las luminarias en un mismo espacio, para evitar desagradables proyecciones cuando realizamos tareas específicas.

ERROR 5: Elegir lámparas muy pequeñas o muy grandes para los espacios a iluminar

Solución: Evaluar la altura del techo, las dimensiones de la habitación, los muebles que decoran la estancia. En base a eso elegir la lámpara que mejor se ajuste a ese lugar, combinando tamaño y nivel de iluminación.

ERROR 6: Iluminar sólo desde el techo

Solución: Planificar la iluminación del espacio según las actividades a realizar, combinando diferentes temperaturas de luz, equilibrando entre luz y oscuridad, sin excederse en un punto o en el otro. La clave está en matizar y equilibrar en concordancia.

Tip extra: Si alquilás una casa, piso o departamento, probablemente ya cuentes con luminarias instaladas que no diseñaste de antemano. Lo más seguro es que se trate de una sola luz desde el techo.

Un buen recurso es sustituir alguno de los plafones o apliques que vengan con la casa por una lámpara funcional y al mismo tiempo que aporte un toque decorativo. Además se sugiere combinar esa iluminación central con lámparas auxiliares (incluso pueden moverse según la estancia en uso) de mesa o pared. El equilibrio puede crearse con la combinación de la fuente principal (por defecto) y la que nosotros vamos a añadir con las luces móviles puntuales.

ERROR 7: Usar luces blancas fuertes

Solución: Combinar con habilidad las temperaturas de la luz, ya que una cosa es querer ver todo con claridad y otra es caer en el deslumbramiento absoluto.

ERROR 8: No recurrir a fuentes de luz secundarias

Solución: Usar la luz general para iluminar la estancia y hacer uso de las puntuales para generar ambiente e iluminar sectores de tareas específicas. Recordar que con una sola luz general en un espacio producimos sombras indeseables.

Consejos finales para iluminar cada espacio mitigando errores

  • Hall de entrada: No colocar demasiada luz, crear una atmósfera cálida para invitar a pasar a quienes nos visiten o bien a nosotros mismos.
  • Cocina: Evitar los tubos fluorescentes y la iluminación fría.
  • Baño: Probar la alternativa de dos luces laterales en el espejo para reemplazar una luz central en el mismo.
  • Dormitorio principal: Usar más de una lámpara, evitando que la luz sea fría en su totalidad. Además es importante controlar la intensidad de la iluminación, la cual debe ser equilibrada. Un punto a considerar es iluminar el vestidor o ropero. La luz principal no debería recaer sobre la cama.
  • Comedor: Principalmente, tal como ocurre en el caso de la cama o el sofá, la fuente de luz principal no debe recaer sobre la mesa para comer.
  • Dormitorio de niños: Evitar lámparas que emitan mucho calor, como forma de seguridad para evitar accidentes.
  • Living o sala de estar: o utilizar una sola fuente de luz, combinar diferentes intensidades y puntos de iluminación. No orientar las luces a la zona del sofá para evitar el deslumbramiento. Adaptar la temperatura de la luz a cada actividad que allí se realice y jugar con las alturas de las luces para fomentar la calidez.
admin8 errores comunes a la hora de iluminar tu hogar