My Blog

ILUMINAR EN EXTERIORES Y JARDINES

ILUMINAR EN EXTERIORES Y JARDINES

Iluminar nuestro hogar implica optimizar los recursos que tenemos disponibles. Partimos de la elección de los insumos correctos y seguimos por evaluar cada espacio según su funcionalidad. Hoy salimos al exterior a iluminar jardines y patios, que son muchas veces los grandes olvidados para la iluminación. Es importante aclarar que el diseño de nuestro jardín no es estático, ya que el exterior es un espacio en constante cambio. Además, esta zona requiere planificación extra por el tipo de luces a utilizar y la ubicación de las fuentes de energía. El primer paso para iluminar un jardín será contar con un tomacorriente al aire libre y una instalación segura. Esto es indispensable por ser un sector muy expuesto a las inclemencias del tiempo y el agua. Posteriormente diseñaremos a grandes rasgos de qué manera iluminaríamos cada sector, incluso considerando zonas como los canteros.

Iluminar por sectores

1: Paredes, muros o tapiales

En estos casos, basta con la localización de apliques para exterior, usando aquellos que permitan proyectar la luz en diferentes sentidos. También podemos apelar al uso de reflectores. Con su luz intensa van a cubrir una buena cuota de la iluminación que necesita el espacio exterior. Una opción interesante es colocarlos en la parte baja de los muros, ya sea en paredes o incluso en jardines verticales, y apuntarlos hacia arriba.

2: Jardines

Para esta estancia nos centraremos  en brindar iluminación a la zona de la pileta, las fuentes de agua y los canteros, además podremos sumar iluminación para realzar pérgolas. Aquí podría aplicarse el uso de antorchas eléctricas, y agregar luces al borde de la pileta o las fuentes, favoreciendo el reflejo en el agua. En el caso de canteros y caminos de piedra, podemos jugar con la ubicación de luces de baja altura, las cuales oficiarán de iluminación focalizada en forma específica. La clave está en generar un espacio acogedor sin encandilar al que lo observa. Debemos desviar la atención hacia los elementos que queremos destacar (pileta, fuente, escalera, jardín vertical, etcétera).

3: Entrada o acceso al jardín

Aquí podríamos diseñar el ingreso, delimitando el camino con luces empotradas en el piso y farolas LED de media altura. Además de iluminar, favoreceremos un tránsito seguro y libre de accidentes para los que caminen el lugar. En todos los casos se optará por luces LED y bajo consumo,ya que todos estos nuevos focos de iluminación implican un gasto de energía para el hogar que debe ser controlado.

Elegir el tipo de iluminación y las lámparas

Deberíamos evitar iluminar en forma monótona y brillante, ya que terminaríamos por generar una sensación de agobio y contaminación visual. El desafío consiste en diversificar los tonos y los tipos de lámparas. Apliques empotrados, focos, farolas o luces de colores pueden convivir en perfecta armonía. También consideraremos la orientación de las luces en diferentes sentidos. Algunas claves son:
  • Iluminar hacia abajo con la fuente (foco, reflector, lámpara) colocada en altura.
  • Iluminar hacia arriba con la fuente a ras de suelo.
  • Las zonas verdes del jardín alcanzarán su máximo esplendor con el uso de luces LED y colores cálidos.
Finalmente, debemos entender que si de iluminar se trata, las opciones son muy diversas, y éstas mutarán de acuerdo a los objetivos que tengamos. Nuevamente, el tipo de iluminación dependerá de esa funcionalidad o del uso que tengamos pensado para nuestros espacios exteriores.
adminILUMINAR EN EXTERIORES Y JARDINES