My Blog

CÓMO ILUMINAR UN AMBIENTE MINIMALISTA

CÓMO ILUMINAR UN AMBIENTE MINIMALISTA

Una decoración equilibrada, con colores neutros y prevalencia de materiales coordinados entre sí en estilo podría decirse que está a la vanguardia. Este equilibrio permite tomar decisiones decorativas acertadas ya que indudablemente estamos apuntando a un estilo definido, en este caso el minimalista. La iluminación, como no podía ser de otra manera, irá en concordancia con esta estructura y el diseño asociado a la misma. La clave de este estilo apunta a elegir los elementos justos, sin exagerar en ningún espacio, y la iluminación acompañará en cada etapa, con la simpleza y la exactitud que le confiere el minimalismo, con la elección de las luminarias considerando el diseño sobrio, la funcionalidad y la simpleza por encima de todas las cosas.

Iluminar la casa en clave minimalista.

Con la iluminación, en una decoración de tipo minimalista, vamos a proporcionarle al espacio la calidez que necesita para convertirse en un lugar acogedor, que invite a vivirlo. A su vez, con la acertada elección de las luminarias resaltaremos las líneas puras y simples que el estilo le otorga a los espacios. El punto de equilibrio llegará cuando calibremos simpleza, comodidad, materiales y colores, apuntando la iluminación a resaltar lo que queramos mostrar.

Un ejemplo muy simple es imaginar una estancia minimalista, precisamente un living o sala de esparcimiento, con paredes blancas en su totalidad, grandes aberturas y mobiliario bajo que oscila en colores madera, blancos y grises. Es recomendable optar por una serie de apliques direccionales que apunten directamente a los puntos de color (en este caso muebles, juego de sofá y alguna mesa baja). Ahora vamos a centrar la atención en la lámpara central que dará la luz general. La clave está en elegir una de diseño nórdico o de líneas minimalistas, jugando con el color de las mismas en la disposición vertical, recordando que en el eje horizontal contamos con la presencia de blanco que proporcionan las paredes y la amplitud que se genera con la incursión de las aberturas (las cuales en el día brindarán luz natural, indispensable en este tipo de diseños y decoraciones). Al usar blanco en paredes, algunos muebles y posiblemente aberturas, optaremos por elegir luminarias negras, o color madera, para romper con ese efecto neutro que puede rozar el aburrimiento. La decisión más atinada sería elegir una lámpara central que “rompa” de algún modo esa neutralidad y proporcione otra vibración al ambiente. Apostar a las geometrías puede ser un buen consejo, optando por una lámpara circular con tecnología LED, o algún diseño en el que prime el juego de formas, no sólo desde el diseño, sino a la hora de iluminar serán sin dudas grandes aciertos para poder posar la mirada en ellos y destacar un ambiente con estilo, sin perder la línea simple que se pretende desde el inicio, cuidando en cada etapa del proceso las líneas y el equilibrio.

Además, es importante apuntar a una iluminación que resalte los materiales que componen el espacio, principalmente la madera, usualmente aplicada a muebles y  pisos. La madera es un material noble, que encaja a la perfección con el estilo minimalista, dotando los espacios de calidez, algo tan necesario en atmósferas donde priman los colores claros. Y este punto es muy importante, ya que en materia de iluminación se priorizarán las temperaturas cálidas sobre las frías, y se recurrirá a luminarias de diseño tales como los famosos focos de filamento (en el mercado hay opciones muy convenientes que conjugan diseño y tecnología LED).

Consejos generales para iluminar en una decoración minimalista

  • Contemplar la estancia a iluminar y sus requerimientos, además de prestar especial atención a los niveles de iluminación, recordando la importancia de la visibilidad en determinados espacios (baño, cocina, zona de trabajo), como siempre solemos recomendar en el blog.
  • Recurrir a apliques de tipo empotrados en las paredes o techos, poniendo énfasis en resaltar detalles que merezcan especial atención.
  • Usar luminarias de tipo LED indirectas, o lámparas con efecto difuso en algún rincón, para brindar una atmósfera acogedora y plena en calidez.
  • Combinar los apliques empotrados con lámparas, ya sea de pie o de mesa.
  • Usar diseños de luminarias en líneas simples, que vayan en concordancia con el minimalismo.
  • Apelar al uso de algunos focos de filamento, como comentamos en el apartado anterior, incluso jugar con la visibilidad de los cables. El punto consiste en no recargar el espacio, desde el punto de vista de la decoración y de la iluminación.
adminCÓMO ILUMINAR UN AMBIENTE MINIMALISTA