My Blog

La iluminación del futuro: TECNOLOGÍA OLED

La iluminación del futuro: TECNOLOGÍA OLED

Estamos promediando fin de año, y en esta época de cierres, nos pareció interesante conversar en el blog sobre una tendencia en iluminación que ya lleva años de pruebas y estudios, y pisará fuerte en el futuro.

¿Sabés de qué estamos hablando?

Se viene la iluminación OLED, y a continuación te vamos a contar de qué se trata esta tecnología que llegará para quedarse.

¿Qué es la iluminación OLED?

OLED, o bien Diodos Orgánicos Emisores de Luz para iluminación de Estado Sólido, es una tecnología que lleva años desarrollándose y estudiándose en profundidad. Sus altos costos en cuanto a la producción y sus desventajas comparativas con respecto a las LED, terminaron por llevarla a un costado y dejarla en pausa. Hace algunos meses se presentaron nuevos informes sobre su eficiencia, junto a grandes avances con respecto a su nivel de degradación lumínica.

Aún se siguen realizando numerosas pruebas sobre esta tecnología pero se ha demostrado que su rendimiento y confiabilidad van en franco ascenso.

Lo que se sabe hasta el momento sobre esta novedosa tecnología

En una primera instancia, no debemos entender al OLED como un reemplazo del LED. Más bien pretende enfocarse por el momento como una alternativa que brinde soluciones específicas en determinados sistemas. La diferencia básica entre ambas teconologías es que el LED, al ser no orgánico es una fuente puntual de luz, mientras que el OLED, al serlo, es una superficie emisora.

El OLED se distingue por presentar capas orgánicas delgadas, ligeras y flexibles, mientras que las LED son capas cristalinas. Al ser más ligeras, el sustrato puede ser flexible, lo que le resta calidad al sistema. Si se mejora ese aspecto y se le suma la ventaja de control de calor y la uniformidad del área de distribución, podemos hablar de OLED como una tecnología que viene a ofrecer soluciones en el ámbito del diseño y la iluminación.

Cómo funcionan los paneles OLED y cuáles son sus características

Los paneles OLED están formados por materiales orgánicos y emiten luz por su cuenta, maximizando la potencia luminosa. Tienen capacidad de “autoiluminación”, lo que le resta la necesidad de un sistema de  retroiluminación. La característica principal de estos es que los paneles luminosos pueden ser extremadamente delgados, llegando a alcanzar el grosor de un papel (de gramaje no muy fino). Además, la duración de los OLED es extremadamente superior a la iluminación de tipo incandescente. Están compuestos íntegramente por cristal, por lo que son fácilmente reciclables al final de su utilidad.

Las aplicaciones de los OLED incluyen desde muebles y electrodomésticos con pantalla integrada, espejos o ventanas inteligentes que muestren el estado del tiempo o las noticias más resonantes por ejemplo. (La tecnología OLED ya está implementándose en televisores y smartphones).

Conclusiones y predicciones

A las cualidades que nombramos en los apartados anteriores, hay que adicionar que continúa trabajándose en la mejora de la eficiencia de los OLED, proyectándose una cifra de 100 Lm/Watt para el 2020, y de ahí en adelante para los subsiguientes.

La durabilidad del sistema también estará afectada, la idea es que llegue a superar las 50.000 horas de vida útil.

Una característica muy importante de los OLED es que la iluminación que emite es muy natural, con una respuesta de colores uniforme y semejante a la luz natural del sol. Lo que resta por mejorar es la presencia de ultravioletas y de luz azul. Por otro lado, no presenta brillos ni destellos que perjudiquen la calidad de la iluminación.

Actualmente, esta tecnología está intentando encontrar un lugar en el mercado, y por el momento sigue resultando un poco cara con respecto a otras opciones que se ofrecen. Lo esperado es que comience a resonar a partir del 2021, con el ímpetu de superar ampliamente los sistemas de iluminación tradicionales, fijando nuevos estándares en el mundo de la iluminación.

adminLa iluminación del futuro: TECNOLOGÍA OLED